Regresar

Historia de Ana

Sep 8, 2021 / Por: Blog / Sin categoría /

Hola, mi nombre es Ana María Rodríguez soy empleada de Smile Pill desde hace dos años, actualmente estoy colaborando en un proyecto muy importante para la empresa, soy demostradora para una marca muy reconocida de productos de belleza.

Estoy contenta con mi trabajo ya que es en un centro comercial ubicado muy cerca de mi casa, lo que me permite estar con mi familia más tiempo y poder ver a mis hijos todos los días,  además tenemos un gran ambiente laboral, he logrado crear muy buenas amistades y me gusta mucho trabajar como demostradora.

Todo estaba muy bien, hasta hace 3 meses cuando mi estabilidad laboral estuvo en peligro, empecé a sentirme diferente y confundida, mi trabajo significa mucho para mí y para la economía de mi familia, pero la situación por la que estaba atravesando era muy complicada y estuve a punto de renunciar.

Les cuento, nuestro supervisor de campo, el señor Miguel, se jubiló, él era muy amable y considerado con las personas que tenía a su cargo, nos dolió mucho su partida, pero nos dio gusto que empezara una nueva etapa en su vida y pudiera disfrutar del tiempo con su familia.

El nuevo supervisor que entró a cargo de la cuenta, en primera instancia me pareció una persona muy comprometida y capacitada, pero poco a poco empezó a tomar actitudes que confundieron a todo el equipo y nos parecían incorrectas.

Durante el primer mes hizo una rotación drástica en el personal, desgraciadamente mi compañero David, que era uno de los trabajadores con más tiempo, renunció,  desde el inicio pareció no agradarle al supervisor por su orientación sexual, poco a poco empezó a cargarle la mano y presionarlo para que renunciara.

La verdad me puse muy triste por la salida de David, no solo era mi compañero, es mi vecino y amigo de la infancia, pero a pesar de eso yo no dejé de esforzarme, quería conservar mi trabajo,  cumplir mis metas y ganar el bono por productividad  mensual. Ese bono era muy importante para mí porque con ese dinero extra pagaba las clases de inglés para mis hijos.

Somos una familia de clase media baja, siempre hemos trabajado y nos esforzamos por salir adelante, desde pequeña mis padres me enseñaron a trabajar por lo que yo siempre me presentaba con buena actitud y muy dispuesta a cumplir lo indicado.

Al finalizar el primer mes noté que mi bono por desempeño no estaba en mi recibo de nómina, así que decidí ir hablar con el supervisor y comentarle la situación, seguramente era una equivocación porque llevaba dos años consecutivos ganando ese bono.

El supervisor me indicó que las normas habían cambiado y que ahora era necesario hacer unas cosas diferentes para ganar el bono, eso me confundió mucho porque en los años que llevaba trabajando en la empresa nunca había pasado algo parecido, le pedí que me explicara cuáles eran las nuevas condiciones para ganar el bono y le comenté lo importante que era para mí obtenerlo. 

El supervisor me dijo que no era complicado, pero que me lo tendría que explicar en otro lugar, en primera instancia me quede muy confundida, no sabía a lo que se refería, pero sus palabras me hicieron sentir que algo estaba mal, le contesté que era imposible, que no podía verlo en otro lugar que no fuera nuestra área de trabajo, el supervisor me dijo que estaba bien pero que me olvidara de ese bono.

Salí muy preocupada ese día, no solo porque me sentía incómoda por lo que acaba de pasar, si no también por no haber obtenido el bono y no poder seguir pagando las clases para mis hijos.

Al otro día, al comenzar mi jornada laboral el supervisor me asignó a una sucursal diferente, lo cual me hacía salir de noche y complicaba mi regreso a casa,  en ocasiones cuando llegaba muy tarde y mis hijos ya  se encontraban dormidos, a la semana siguiente me asignó a una tienda más lejana, aveces no me permitía salir a la hora indicada y había días que no podía ni tener mi horario de comida.

Comencé a sentirme muy desesperada, me sentía muy incómoda en mi trabajo, pero lo necesitaba mucho, no sabía qué hacer, no sabía si contarle a alguien la situación o si solo era algo que me estaba imaginando. 

Las molestias continuaron sin parar, hasta que un día decidí hablar con algunas de mis compañeras,  me contaron que ellas estaban viviendo una situación similar, que no estaban obteniendo su bono y que habían recibido propuestas similares del supervisor.

No sabíamos qué hacer, ni a quién acudir y yo no quería preocupar a mi familia con esta situación, buscando información en internet me encontré con la historia de Lucy una compañera que también trabaja en Smile Pill igual que yo, su historia no solo me inspiró , me hizo darme cuenta de que yo tenía el poder para cambiar esta la situación y salir adelante.

En las redes sociales de la empresa encontré el link a un sitio web con un nombre muy sencillo de recordar llamado espacioseguro.com.mx donde se podían denunciar este tipo de situaciones, así que decidí ingresar, hacer mi denuncia y compartí esta información con mis compañeras para que expusieran sus casos.

Por parte de la empresa actuaron muy rápido, se presentó el gerente de cuenta para evaluar la situación, se dieron cuenta de las malas prácticas que se venían ejecutando por parte del supervisor y nos ofrecieron apoyo.

El supervisor fue removido de su puesto y ajustaron las cosas que se venían haciendo erróneamente, yo regresé a mi antigua sucursal, pude ganar el bono mensual y recuperé el tiempo con mi familia.

Gracias a la historia de mi compañera Lucy (que sé que seguramente me estará leyendo) tomé valor para hacer que las cosas cambiaran, ayudar a mis compañeros a superar esta situación y me motivó a compartirles mi historia.

Hoy sabemos que no estamos solas y que nuestras historias pueden servir de ejemplo y ayudar a más personas que se sientan atrapadas en una situación similar y eso es lo más gratificante.

Pero bueno, los dejo porque ya voy llegando a mi lugar de trabajo y es hora de ponerle toda la alegría y dedicación como todos los días.

Si tienes una situación parecida a la de Ana o estás viviendo acciones que consideras que no son apropiadas y que no te hace sentir cómodo en tu lugar de trabajo puedes exponer tu caso en: espacioseguro.com.mx

Si necesitas más información sobre el tema comunícate con nosotros en cultura@smilepill.mx

Tu tienes el #PoderparaCrecer

         

Dinos que te pareció

Regresar